Guía de palabras para ser un verdadero 'geek'

¿Eres un selfie? ¿O un stalker? Un repaso para descubrir los términos que usan los usuarios digitales más avanzados y que recopilan los diccionarios Oxford

Selfie fue elegida como palabra del año 2013 por los diccionarios Oxford de lengua inglesa. Pero ¿cuál es su significado? Es la foto de uno mismo que se toma normalmente con un smartphone y que se cuelga en una red social.

El vocablo, que puede ser desconocido para muchos, representa una práctica muy común en Facebook o Instagram. Su uso se extendió al español y pasó de las redes sociales a un uso generalizado para referirse a los autorretratos.

Una de las fotos selfies más populares de este año fue la del papa Francisco posando con jóvenes en el Vaticano. La imagen se viralizó en redes sociales como Twitter.

0010392685

Los usuarios impulsaron su uso a través del hashtag #selfie que compartían en plataformas fotográficas.

Otra palabra que incluye la lista de las más populares del año es twerk, con la que los angloparlantes se refieren al movimiento sensual similar al perreo que popularizó la polémica cantante Miley Cyrus en los premios MTV.

El fanatismo que despiertan las series online, como ocurrió con la premiada House of Cards o Breaking Bad, ha generado un hábito que consiste en ver muchos capítulos o temporadas enteras sin descanso. En las redes, ya se encontró la definición para esta práctica: binge-watch.

En su reciente informe sobre hábitos de consumo, la compañía de investigación Consumer Voxburner reveló que el 24% de los jóvenes en los EEUU mira compulsivamente de una sola vez una temporada completa de un programa de TV, mientras que el 52% dice que ve al menos dos episodios seguidos.

Más del 40% de los jóvenes en EEUU utiliza los servicios de streaming para ver o descargar películas y programas de televisión. Netflix es el más popular, con el 38%; mientras Blinkbox (22%), Lovefilm (8%) y Mubi (7%) completan la lista.

La era online también modifica los hábitos de compra

Primero se produjo lo que se bautizó como webrooming. Muchos consumidores utilizaban internet para buscar información sobre productos, pero preferían realizar la compra en tiendas físicas. Pero ahora perdieron el miedo e instalaron una nueva tendencia llamada showrooming, práctica de mirar un objeto en una tienda para después comprarlo online por un precio más económico.

En el listado también apareció la moneda digital Bitcoin, con la que se pueden hacer transacciones.

Para aquellos con poca experiencia en la web o en el mundo de las redes sociales, estos términos podrían tener poco sentido. Los nuevos vocablos se suman a otros términos que hoy son parte de la comunicación cotidiana.

Actualmente, a los usuarios de Twitter se los llama tweeps, las últimas noticias se pueden ver livestream o también se puede ser un stalker por un flechazo en Facebook.

El año pasado, el Collins Dictionary actualizó a los internautas sobre las últimas palabras en línea.

Entre ellas aparecían sexting, el acto de enviar contenido erótico por medio de smarphones, y en la misma línea sexpic, abreviatura de sexual picture o foto sexual.

0010392713

También figuraba beer googles, cuando los resultados de una búsqueda en internet parecen más atractivos porque estás borracho, o lollage, el uso del acrónimo LOL, que significa "reír a carcajadas".